domingo, 4 de enero de 2015

*** Reloading ***

Aunque siempre me ha convencido más la vuelta al cole como momento de reloading, los comienzos del año también son bonitos para re-comenzar. El año pasado se fue con muchas cosas y muchos cambios, entre todo ello no pude dedicar mucho tiempo a este blog y he dejado más retales en mi instagram (Les petits fondants) que por aquí. La esencia de les petits fondants sigue a la espera de un reloading que – como no- está firmemente entre los propósitos de este 2015 que desde ya bautizo como #goodyear deseando que tenga:

Harmonía, porque el equilibrio es bello.
Harmonía, poco más que añadir
 
Horas para viajar y caminar, que aunque me estoy leyendo Mujeres que corren lo del running sigue siendo sin ser lo mío.
 

Descubrir

Luz, aunque sea la de invierno en forma de preciosísimas velas de Diptyque o Olivia Soaps. 36 horas de luz en cada una de ellas. Si, las velas son mi nueva obsesión y gracias a los que habéis contribuido este año que crezca sin límites.
Horas de luz mimosa
 
Sabor porque ayuda a redondear los sentidos. O muchos sabores como los de una de las últimas cenas de 2014 en la grandiosa La Cabra. Sabor con una estrella Michelín y una buena compañía (y una buena copa de vino always). También se recomienda experimentar en la cocina de uno. Una buena tarta tatin quita todos los males.
Las tortillas de camarones en La Cabra
 
Tarta tatin in progress

Color, a pesar de que blanco y negro es muy nostálgico. #goodyear a todo color y que no falte el rojo. El rojo labios, el rojo uñas y el rojo vino, como no. Con suavidad como el de mi último-vino-muy-favorito: La Garnacha Centenaria.
Wine is divine
 
Momentos siempre compartidos aunque sea con uno mismo. Pero si pueden ser con los que forman parte de tu vida: simplemente insuperable. Tanto como beber un té con cítricos en una buena taza. De té ya he hablado, pero de tazas ya hablaré.
Estas tazas son la bomba. To be continued
 
Sonrisas (y si cae alguna lágrima de las de felicidad tampoco nos quejaremos). Siempre mejor con red lips y si es con la locura de los rojos de Diorific de Dior: sublime.
 


Y por supuesto: picardía, que siempre es necesaria. Feliz año!

1 comentario:

  1. Me gusta lo del reload, sí! And have a #goodyear :)
    Besis

    ResponderEliminar